Las mejores estrategias de ruleta

La ruleta y los dados son probablemente los dos juegos de casino con más trayectoria y reconocimiento. Los dados fueron usados por primera hace unos cinco mil (o más) años atrás para descubrir que le tenían deparado los dioses a las personas; por otro lado, la ruleta era algo similar con la excepción que algunos militares usaban sus escudos en vez de dados y el giro del escudo predecía lo que vendría en la próxima batalla.

La cuestión es: ¿los dados y la ruleta se utilizaron en esa época tal y como se utilizan hoy en día, para apostar por diversión? La respuesta es sí. Hay evidencia en la literatura antigua sobre soldados y civiles usando estos instrumentos durante épocas de guerra y de paz. Aparentemente, la gente ha jugado a la ruleta y los dados por diversión, así como hoy en día jugamos por diversión a los videojuegos.

Si hablamos sobre el primer juego de casino verdadero, se podría decir que éste es la ruleta. Se introdujo probablemente en la edad media, y desde ese momento, los nobles intentaron vencer este juego con diversos sistemas, pero sin mucho éxito. Si pudiéramos volver atrás en el tiempo, les diríamos que los sistemas que inventaron, a pesar de ser divertidos, no funcionan ya que no podían darles una ventaja matemática sobre el juego de casino. Por suerte, los campesinos jamás perdieron su tiempo tratando de ganarle a la ruleta ya que, bueno, eran campesinos y las clases sociales para la época estaban muy bien marcadas.

Ahora bien, ¿cuáles eran estos famosos sistemas utilizados por los nobles para ganar en la ruleta? ¿Todavía se utilizan estas estrategias cuando las personas están aprendiendo a jugar a la ruleta? De nuevo la respuesta es sencilla, sí. Los antiguos sistemas inventados para jugar a la ruleta siguen vigentes. Pero, ¿si no funcionaban, por qué se siguen utilizando? Otra respuesta sencilla: para el jugador es mucho más divertido si se tiene una estrategia que le de sentido a su juego, además, teniendo un sistema de juego esa persona sabrá que hacer para su próxima jugada.

Después de esta breve explicación sobre el origen del primer juego de casino, podemos revisar algunos artículos, viejos y nuevos. Si quieres tener éxito como jugador de casino online y offline y encontrar uno o varios sistemas que se adapten a ti, la paciencia debe ser tu fiel compañera.

Así que, ya es momento de empezar a viajar por las formas más divertidas y emocionantes de jugar a la ruleta. A continuación, los sistemas más simples y antiguos para que le des sentido a tu juego.

Estrategia de ruleta Martingale

Seguramente, aquellos de ustedes que han apostado en un casino, incluso aquellos que lo han hecho solo un par de veces, se han topado con el sistema Martingale. Tal vez incluso pienses que es una estrategia que tú mismo inventaste.

La primera idea que tiene la mayoría de los jugadores en su cabeza cuando están apostando es “Tarde o temprano debería ganar, ¿no?” Esta frase es correcta, pero a la vez totalmente incorrecta cuando se usa la estrategia Martingale.

Primero que todo, ¿qué es el sistema de apuestas Martingale? Sencillo: si un jugador pierde, dobla su apuesta ya que “tarde o temprano debería ganar, ¿no?” De ser así, el jugador apuesta $10 y pierde; ahora apuesta $20 y si la gana, habrá recuperado su pérdida de $10.

Pero no es para relajarse tanto. Si el jugador pierde la apuesta de $20, la duplicará a $40. Si pierde la apuesta de $40, aumentará a $80. Si pierde la apuesta de $80, aumentará a $160 y así sucesivamente hasta alcanzar un monto, por ejemplo, de $1280. El detalle es que muchos casinos limitan el máximo que un jugador puede apostar. Si se fija, $1280 puede ser demasiado, lo que significa que una racha de hasta ocho derrotas consecutivas pueden hundir al jugador.

Ten en cuenta que: la estrategia Martingale se podría comparar con el iceberg que hundió al Titanic. Perder de seis a ocho veces seguidas parece una estrategia verdaderamente arriesgada; pero cualquiera que haya jugado a la ruleta sabe que esto se trata de altos y bajos. Ahora bien, la estrategia de los casinos es poner un límite de cuánto puede apostar un jugador para que las rachas sean cortas y así poder hundir al apostador Martingale.

Cuando un jugador alcanza el tope en la estrategia Martingale, ¿qué es lo que busca lograr? En realidad, muy poco. Utilicemos los montos en dólares del ejemplo anterior, incluso si el jugador apuesta $640 o $1280, está buscando ganar solo $10. Lo que significa que la apuesta es muy alta comparada con la ganancia. En cada paso de la estrategia tradicional de Martingale, la recompensa es simplemente esos $10, y ¡los Martingale no tradicionales son aún peores! Por favor, limítate a la estrategia tradicional.

La estrategia Martingale se resume entonces como un método de jugar contra las pérdidas sin capitalizar las ganancias. Esta estrategia sigue un flujo negativo que aumenta las apuestas siguientes como consecuencia de haber perdido las apuestas anteriores. Si bien es cierto que el apostador ganará esos $10, la devastadora racha perdedora también sucederá. Es por esto que la frase “Tarde o temprano debería ganar” debería sustituirse con “Voy a caer tarde o temprano”.

Otra cosa que también debes tener en cuenta es que si bien la pérdida devastadora es completamente inevitable cuando se utiliza el sistema tradicional de Martingale, tendrás por delante un montón de $10 en el camino. La pregunta es: ¿Son estos suficientes $10 para compensar la gran e inevitable pérdida? No, no lo son.

¿Cómo aplicar la estrategia de Martingale?

La estrategia Martingale sería ideal aplicarla solamente en apuestas de pares a la ruleta, incluso también a las impares, altas o bajas, rojas y negras. Este tipo de apuestas le dan al jugador 18 oportunidades de ganar con 20 oportunidades de perder en las ruletas doble-cero estadounidenses, mientras que en las ruletas europeas (que tienen un solo cero) el jugador tiene 18 oportunidades de ganar con 19 oportunidades de perder. Por supuesto, puedes jugar a la ruleta europea que es la favorita siempre y cuando los rangos de apuestas de ajusten a tus fondos.

Veamos el siguiente ejemplo:

Supongamos que tu primera apuesta es de $10 (o cual sea el monto usual de tu apuesta) en una de las apuestas con proposición de dinero par. Si pierdes esa apuesta, aumentas a $20. Ahora, te quedas sin hacer dos giros de ruleta; lo que significa que no apuestas. Luego de esos dos turnos de espera, en el siguiente giro aumentarás tu apuesta a $40. ¿Qué pasa si pierdes eso? te retiras y vuelves a tu apuesta original. Así que en esta secuencia, perdiste $70.

El objetivo con esta estrategia es mantenerse lo más alejado posible de la pérdida devastadora que implica alcanzar los mas altos niveles de la escala de apuestas Martingale. Muchas veces, en esos dos giros de espera habrá un giro ganador, pero probablemente ese tiro será el único. Además, recuerda también que el casino siempre tiene esa ventaja en todas las apuestas. Este hecho siempre debe estar presente en tu mente. Jamás pienses que estás en un juego parejo con el casino.

El consejo es que si has perdido esos $70, puedes elegir por comenzar de nuevo en esa ruleta, dirigirte a otra ruleta para comenzar de nuevo o puedes tomar un descanso. Esa es su decisión. Si comenzaste con un fondo de $500 para esta sesión, ahora te quedarían $430 para jugar.

Sistema de apuestas Paroli

Este sistema de apuestas es otro que muchos novatos creen haber descubierto. Este es un sistema de apuestas positivo en el cual, se intenta ganar dinero inmediatamente después de haber ganado en el juego pasado. Al igual que otros sistemas, a veces se gana y a veces se pierde.

El sistema Paroli es simplemente un sistema “de negociación” que muchos apostadores utilizan; es decir, se aumenta la apuesta después de una victoria y se sigue aumentando la apuesta a medida que aumentan las ganancias. Por lo general, un jugador de Paroli tomará tres decisiones antes de disminuir su apuesta a la cantidad original. Entonces, iría primero a $10, luego una ganancia y una apuesta de $20, luego una ganancia y una apuesta de $40. Finalmente, las apuestas ganadoras se guardan y se apostaron los $10 iniciales para comenzar una nueva serie.

Por desgracia, hay jugadores de Paroli que quieren ganar absolutamente todo duplicando sus victorias anteriores. Sería bueno que viera la excelente película “The Gambler” para que vea los resultados cuando un jugador hace eso.

El sistema Paroli se debería aplicar como un método de tres triunfos, pero iniciarlo luego de que se hayan incrementado los fondos. El asunto va más o menos así: la primera apuesta, si se gana, no implica un aumento en la segunda apuesta. La segunda apuesta es la misma que la primera, $10. Si esa segunda apuesta es ganadora, el fondo del jugador, $500, está por encima del mínimo. Ahora con esa segunda victoria, la tercera apuesta implica que el jugador va a completar el tercer nivel de Paroli. Con cualquier pérdida, el jugador vuelve a la apuesta original de $10.

La secuencia sería la siguiente:

Primera apuesta = $10 (ganador)
Segunda apuesta = $10 (ganador)
Tercera apuesta = $20 (ganador)
Cuarta apuesta = $40 (ganador)
Total ganado = $80

Este patrón es interesante. Las dos primeras ganancias aumentan tus fondos de $500 a $520. Ahora, esa tercera apuesta de $20 podría perderse, pero el jugador todavía está, de acuerdo a la secuencia, en $500 mientras vuelve a su apuesta inicial de $10 e intenta de nuevo una victoria. La pérdida de esos $40 significa también que el jugador vuelve a la apuesta original de $10.

El sistema Paroli es un sistema relativamente seguro, y mientras el jugador no intente lograr mágicamente un Paroli muy prolongado, podría encontrarlo como un método de juego agradable.
Una vez más, el sistema Paroli en la ruleta se debe hacer en las apuestas con dinero par.

¿Cuál es el mejor sistema?

Escoger un sistema favorito para apostar en la ruleta es difícil, ya que hay un gran problema: con el tiempo, la cantidad total de dinero apostado la ganará la casa, por lo tanto, solo el patrón de ganancias y pérdidas será diferente. Es imposible escapar del 5.26% de ventaja del casino en las ruletas americanas ni del 2.70% en las ruletas europeas.

El método Paroli es el preferido, sencillamente porque no estarás sufriendo y sudando frío en esas sesiones como lo harías si te topas con una secuencia larga utilizando la estrategia de Martingale. Puedes verlo así: pensar en hacer una apuesta de más de $600 sabiendo que es el último doble o nada que puedes hacer, no es tan divertido.

Además, con el sistema Paroli, las pérdidas se pueden acabar tan rápido como llegan. Si encuentras que estás abajo de la cantidad “X”, puedes abandonar. Si usas la estrategia Martingale y solo “ganas y corres”, no habrá agonía o al menos esta no será tan mala. Sin embargo, el “ganar y corre” con la estrategia Paroli sigue siendo mucho mejor.

En fin, cada jugador tiene que decidir por sí mismo cómo jugar y apostar sus juegos.

¡La mejor de las suertes dentro y fuera de los casinos!