Categories
Blog

Cómo ganar en Baccarat

Se puede ganar mucho en Baccarat

Juego de casino elegante que generalmente juegan los más ricos, es dramático e involucra realizar apuestas a ciegas a dos resultados: que el banquero o el jugar tengan la mano más alta. Hay que tener agallas para jugarlo, aprendiendo las reglas se hacen apuestas seguras e inteligentes para dominar la mesa.

En el juego se dan dos manos de dos cartas de una caja que por lo general tiene ocho mazos. Una mano es del jugador y la otra del banquero. Aquí cualquier cantidad de jugadores puede apostar al resultado de la mano que esté más cerca del 9, ya sea la del jugador o del banquero.

Llegar donde la ventaja de la casa es débil

En el juego de baccarat la ventaja de la casa viene siendo de una media de 1,5% lo que viene siendo un porcentaje bastante pequeño si se quiere. Es así como el interés del jugador lograr el máximo posible perdiendo lo mínimo dinero.

Con la finalidad de poder aumentar las posibilidades que tiene de llegar a ganar, el jugador no debe dudar en ningún momento en sacar el mayor provecho de la mejor ventaja que se presente en el juego y así intentar el poder optimizar todas las oportunidades que tiene de ganar.

Baccarat Dealer

No apostar al empate demasiado a menudo

En este juego son solamente posibles tres tipos de apuestas: sobre la mano del jugador, sobre la mano de la banca y por último sobre el empate. La última pareciera muy atractiva a simple vista, pues siendo en efecto de 8 a 1, se asocia a un pago soñado.

No obstante a ello, en el baccarat la mejor arma es la racionalidad. Es así como al apostar al empate solamente puede tener una oportunidad sobre 30 de hacer que el jugador gane. Esto ofrece al casino una ventaja del 14,3%, por lo cual se aconseja aportar lo menos posible por esta posibilidad.

Insistir y apostar a la mano de la banca

Aunque apostar a la mano de la banca no parece muy prolífica, es aconsejable seguir esta opción; pues es susceptible hacer que el jugador gane más a menudo que las demás. La apuesta sobre la mano de la banca ofrece hasta el 44,64% de ganancia.

Antes de empezar a jugar se debe fijarse un objetivo financiero y establecer un límite de juego. Esto permitirá al jugador verse satisfecho con algunas ganancias y evita que caiga en el exceso. Ajustarse a un presupuesto ayudará a impedir que se puedan desperdiciar los recursos financieros, así como evita caer en la irracionalidad.